Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la POLITICA DE COOKIES, , o
Política de cookies
Club literario Cerca de ti


Club literario El rincón del caminante

¡¡¡ AVARICIOSAMENTE !!!

 

 

¡¡¡ AVARICIOSAMENTE !!!

 +Versos de la Rosa+

 Digo que lo avariento es vano

`no logrando avenencia social,

olvidando que brotó de madre

le hunde su rapiña antisocial.

Donde cabecea su esplendor

como ególatras de sed negra,

soñando con atesorarlo todo

para que la gente no lo sepa.

Siempre contado los dineros

 alumbrado con vela se afana,

cuenta su tesoro con codicia

 guarda por la noche el ansia.

Desconfiado oculta el tesoro

por recontarlo con las velas,

acaricia sus monedas de oro

deja su comer que se muera.

Como termina este avariento

su miseria el credo preferido,

con avidez lo atesora el sólo

hasta llenar su arcón de rico.

Su sed de tener sin gastarlo

es su fatiga de sus sentidos,

lo deja escondido al morirse

donde vive su oro miserable.

 Autor:

Críspulo Cortés Cortés

El Hombre de la Rosa

03 de marzo año 2023

3 comentarios

  1. Avariciosamente vive al miserable que atesora el oro para comtemplarlo, vistiendo de negro su sed de caudales, ignora el esfuerzo que tiene guardarlo. El sólo en la noche recuenta caudales, a la luz de velas siente su egoismo brotar a raudales, enfermo y sudando quiere atesorarlo, para disfrutar del oro miserable. Lo esconde tan bien que nadie lo sabe, y cuando se muere lo deja escondido en tierra de nadie y alli para siempre quedan sus caudales, sin el avariento que ha muerto de hambre.
    Saludos a todos desde Torrelavega.
    El Hombre de la Rosa

  2. Querido Críspulo,

    He leído con atención tus versos sobre la avaricia y estoy de acuerdo contigo en que la avaricia es una actitud egoísta y antisocial que puede llevar a las personas a olvidar su humanidad y empatía hacia los demás.

    El avaro se obsesiona con acumular riquezas y bienes materiales, sin importarle cómo afecta esto a las personas que lo rodean. Esta obsesión lo lleva a ser desconfiado y a esconder su tesoro, como si el dinero fuera más importante que la vida misma.

    En tus versos, también destacas que la avaricia es una fuente de fatiga y miseria para el avaro, ya que se pierde la capacidad de disfrutar de las cosas simples de la vida y se vive en la constante ansiedad de tener más.

    Creo que tu poema es un recordatorio importante de que debemos valorar nuestras relaciones y experiencias más allá de los bienes materiales y que la verdadera riqueza se encuentra en la conexión humana y en la felicidad que se puede compartir con los demás.

    Gracias por compartir tus reflexiones y versos conmigo.

    Atentamente,

    NaNa

  3. Muchas gracias estimada Natuka por tu generoso y bien descrito comentario.
    Saludos desde Torrelavega
    El Hombre de la Rosa

Deja un comentario