Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la POLITICA DE COOKIES, , o
Política de cookies
Club literario Cerca de ti


Club literario El rincón del caminante

¡¡¡ SE MUERE LA DECENCIA !!!

¡¡¡ SE MUERE LA DECENCIA !!!

¡¡¡ SE MUERE LA DECENCIA !!!

+ Versos de la Rosa +

Quien se conserve puro lo diga

al soplo que llena sus entrañas,

el que jamás ha amado a mujer

se siente lleno de su desgracia,

esperando ese tiempo de morir

a su egoísta goce de avaricias. 

Los decentes tienen eternidad

de costumbre Humana soñada,

pregona su poderío intelectual

educando una niñez soterrada,

en su más recóndito de cavilar

extirpada del vicios y malezas.

Sí tienen caridad los hombres

 que aún poseen misericordias,

es la Tierra que arde y asesina

 esa codicia con malicia militar,

deja sangrante una compasión

  una piedad que tiene dormida.

El decoro es artificio de idiotas

 en la vida colmada de bribones,

exánimes latirán sus corazones

que ahora tienen más riquezas,

que dejan aquí cuando mueran

  del obsceno mal que han traído.

 Autor:

Críspulo Cortés Cortés

El Hombre de la Rosa

26 noviembre al 2023

2 comentarios

  1. SEMUERE LA DECENCIA, en una Humanidad egoísta y negra, donde prima la riqueza empapada en la soberbia de lujos extremos y falsas riquezas, dejando la Tierra empapada en tristeza. Donde está la muerte que habita esta Tierra, sangrante y dolorida por miles de Guerras, que son exterminios de hombres que matan y pelean. La masacre de niños que maman la teta, es el final del vicio de Guerra, ya no se conforman con tener más tierra, ahora nos matan con armas modernas.
    El Hombre de la Rosa escribiendo en Poemas del Alma.

  2. Estimado Críspulo, muy ciertas so tus palabras, que el hombre humano, no tiene perdón, critica la pérdida de valores fundamentales, cuestionando la pureza en un mundo lleno de egoísmo y avaricia. Expresas el desencanto hacia una sociedad que ha desviado su atención de principios éticos, donde el amor, la compasión y la misericordia parecen ausentes.

    Retratas la decadencia moral, donde la decencia y el decoro se convierten en rarezas, atribuyendo la eternidad y la bondad a los que mantienen esos valores, contrastando con aquellos que acumulan riquezas materiales pero dejan un legado de corrupción y deshonestidad.

    El poema critica la educación de una niñez ajena a valores éticos y humanos, señalando que la codicia y la malicia militar corrompen la compasión y la piedad, dejándolas dormidas en el corazón de las personas.

    En general, es una llamada a la reflexión sobre la pérdida de valores esenciales en la sociedad actual, invitando a cuestionar la verdadera riqueza y el legado que dejamos más allá de lo material.

    Abrazos desde este rincón del mundo,
    Natuka

Deja un comentario