Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la POLITICA DE COOKIES, , o
Política de cookies
Club literario Cerca de ti


Club literario El rincón del caminante

Mitos y leyendas cortas

La Himenea Y El Amor

Mostrando 0 respuestas a los debates
  • Autor
    Entradas
    • #17457
      Natuka
      Superadministrador

      Al darle encanto, hacen que el hombre efímero
      De olvidar su destino. Su mano suave y ligera
      Le acompaña en la vida y le guía hasta la fosa.
      Si los tópicos son malos y el horizonte parece
      Se pone oscuro ante ellos, y lo iluminan juntos,
      Apoyándose el uno en el otro con una linterna.

      Para oír mejor a Orfeo, en el corazón de la naturaleza
      Allí todo quedó en silencio; los vientos pararon su rumor.
      Ni siquiera los habitantes del etéreo Olimpo
      He aquí el néctar; ante su copa vacía
      Ellas escucharon con un oído atento,
      A la voz de los mortales ilustrados.

      Aquellas dos divinidades que el canto antiguo entonaba
      No han perdido nada de su modesta belleza para nosotros;
      Sus rostros son todavía jóvenes y serenos.
      En sus ojos, La pureza inmortal de su alma palpita,
      Calma y pura, la felicidad florece bajo su sonido;
      Un aroma en sus huellas sigue revelando a los cielos.

      Han transcurrido muchos siglos desde la lejana hora
      Al escuchar la canción de Tracia, en el alma del hombre
      Más de un suspiro ha pasado; pero el individuo sigue creyendo
      El propio corazón palpita en su pecho.
      No dejemos que se marchite la casta y divina flor
      Al amor en el himeneo florecido en los tiempos remotos.

      La edad es una tristeza; intuye que se avecina una crisis.
      Ya hay más de un lazo que se afloja o se quiebra.
      Uno está turbado, uno aguarda Camino de una meta
      Cuando la tempestad está aquí y pronto nos lleva,
      apretemos, si podemos, con un abrazo más intenso
      Un Corazón contra el nuestro, y en un sagrado nudo.

      Son muchos los siglos que han pasado desde la remota hora
      Al oír la canción de Tracia, en el alma humana
      Ha transcurrido más de un suspiro; y el hombre todavía
      En el pecho siente Y late el mismo corazón
      No dejemos que se marchite la casta y divina flor
      Al amor en el himen florido en los días de antes.

      La vida penosa detecta alguna crisis que se cierne
      Ya hay más de un enlace que se está aflojando o se rompe.
      Uno está turbado, uno que espera. Camino a una meta incierta

      Cuando la lluvia está aquí y pronto nos lleva,
      ¡vamos a presionar, si podemos, con un fuerte abrazo!
      Un dolor de corazón contra el propio, y en un nudo sagrado.

      ©Natuka Navarro

Mostrando 0 respuestas a los debates
  • Debes estar registrado para responder a este debate.