Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la POLITICA DE COOKIES, , o
Política de cookies
Club literario Cerca de ti


Club literario El rincón del caminante

Encore

Encore

ENCORE

En la espaciosa sala de la casa de los papás de Deborah, ella y Felipe ensayaban una pieza musical de Beethoven. El joven quería llegar a ser un eximio violinista y ella la mejor pianista.

Mientras Deborah pasaba sus manos con presteza sobre las teclas del piano Steinway, al mismo tiempo movía su exuberante pecho y su reducido escote hacía ver parte de dos enormes volcanes.

Felipe, miraba con fijeza la belleza del busto de su compañera. Se dijo: “al diablo con el violín”. Se sentó junto a la pianista y empezó a acariciarla.

Al principio la sorprendida dama se amoscó, pero pronto la naturaleza hizo su parte y cooperó a los movimientos del galán. De tal manera, que llegaron a la suerte suprema. Ella gemía de placer y al llegar al orgasmo gritó con entusiasmo. Sin embargo, poco después lloró desconsoladamente y no había manera de que parara.

—¿Qué te pasa mi vida? —preguntó Felipe.

—Es que después de lo que pasó, ya no me vas a respetar.

—Al contrario. Para que estés tranquila le pediré permiso a tu papá para matrimoniarnos.

—Ah, sí es así —dijo, ya calmada la dama—. Dame un encore de lo que me acabas de hacer.

Deja un comentario