La manera sencilla de publicar un libro

publicar un libro

Publicar un libro

Quiero Publicar un libro y no encuentro la manera de hacerlo

Son tantas las dudas que me asaltan, que no sé a quién dirigirme a la hora de poder publicar un libro, ya tengo escrito mi manuscrito, ese manuscrito que con tanto cariño he ido dando forma, tengo preparada mi novela, es parte de mí, es como si fuera mi hijo, parirlo me ha costado tanto, ahora me encuentro con la cruda realidad, qué quiero publicar mi libro y no encuentro  y no sé qué he de hacer.

Pues bien, abre las puertas de par en par a tu alma y déjala que brinque de felicidad, que lleva soñando ese momento desde que tú pensaste que el camino se demuestra andando. Sigue leyendo

Aprendizajes para la vida

Aprendizajes para la vida

Cierto día un admirador le preguntó a un famoso director de orquesta, ¿cuál era el instrumento más difícil de tocar?

El famoso director de orquesta, no tardó en responder a la pregunta de este admirador, “el instrumento más difícil de tocar era el segundo contrabajo” y añadió que cuando formaba una orquesta encontraba excelentes primeros contrabajos, pero lo más difícil era encontrar alguien que se encargase de tocar el segundo contrabajo, o segunda flauta, o segunda trompeta o segundo trombón, con el mismo entusiasmo con el que lo hacían los primeros. Esto que parece ser una tontería no lo era tanto y se podía convertir en un problema muy grande, ya que si no hay nadie para tocar el segundo instrumento, no hay armonía. Sigue leyendo

Hay que mover ficha

Ese sentimiento en letras

Un día dijo un Gabacho
es cierto que la cordura
pocos tienen y no dura.
produciendo así un empacho
sin quererlo, yo me agacho
sintiendo una cierta dicha
tendrán que mover su ficha
pues la vida es un tablero
será que yo no me entero;
con tanta señal redicha

Safe Creative #1404100559397

Todos somos peregrinos

Pensamientos en papel

Huellas que salen andando
cretina, ausente y mordaz,
huérfana también audaz
lentamente están actuando.

Todos somos peregrinos,
con los sueños admitimos,
primaveras que vivimos
de despertares divinos. Sigue leyendo