Mentiras

DSCN1516

Hay veces que acusamos de mentiroso a un niño pequeño. Con esta acusación debemos de tener mucho cuidado. Cuando mienten, no dicen la verdad, están engañando. Pero esta acción de mentir, puede que sea sin intención. Los niños pequeños, suelen mezclar la fantasía con la realidad. Es por este motivo, cuando juegan, crean en su mente un mundo imaginario, que en ocasiones, suele ser tan real como la vida misma. De los 3  a los 6 años nuestros hijos, nos hace participar en sus juegos, quiere que seamos sus compañeros de viaje de su propia realidad, los niños a esta edad, crean sus mundos a su medida en un mundo de fantasía.

Es evidente que la intención de un niño de  esas edades no es la de mentir,a estas edades son muy inocentes, su intención no es mentir . Es cuando nuestros hijos a partir de los 6 años es cuando comienzan  a tener conciencia de la realidad, dándose cuenta de que cuando modifican de alguna manera, esa realidad, no diciendo la verdad, se pueden librar de algún castigo e incluso pueden conseguir unos beneficios injusto. Es entonces cuando empiezan a crear una realidad paralele, esa que utilizan para obtener cosas, es ahí cuando se dan cuenta que mintiendo es más sencillo y no les pasa nada al intentar  y se piensan que consiguen engañarnos y es en ese momento cuando  la mentira empieza a ser peligrosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *